DE PRÍNCIPES Y PRINCESAS……

Recuerdo hace años, muchos años, que leí un artículo en una revista de contenido cristiano en el que la autora, recién casada, argumentaba muy convencida a favor de la existencia del príncipe azul. Por supuesto, se refería a su recién estrenado marido, su príncipe azul.

Yo andaba en esa época casadera, sin novio ni asomo de ello, y me estrujé el cerebro pensando dónde estarían esos otros príncipes azules.

Sin desmerecer la opinión de la autora mencionada, mi reflexión a día de hoy, como digo, muchos años después, gira entorno a qué mensaje estamos lanzando a los jóvenes sobre los que tenemos influencia.

Como cristianos, a veces tendemos a idealizar las situaciones; otras, nos vamos al extremo contrario y lo miramos todo con un ojo crítico-exigente-perfeccionista, que nos deja fuera de toda posibilidad objetiva de vivir con naturalidad la situación.

Centrándome en el tema de las relaciones sentimentales, muchas parejas de novios atisban la vida de pareja como un cuento de príncipes y princesas. Y por si andas con la mente en las nubes, querida y querido joven, la vida no es un cuento. La realidad a veces es dura, siempre costosa y requiere de un gran aporte personal llamado sacrificio para mantener una relación con los pies en la tierra y los ojos en el cielo.

Observo a las princesas de hoy día, dentro y fuera del entorno de la iglesia, preocupadísimas por su aspecto físico: cuerpo de gimnasio, peinado de peluquería y rostro maquillado hasta el último detalle… ¡y no tienen más de trece años! También observo a los principitos, igual que ellas, embutidos en la moda de ropa y cabellos. No hay nada de malo en identificarse con un estilo y lucirlo. Pero esto no lo es todo. Las modas pasan y cambian, incluso los cuerpos se vuelven algo menos maravillosos. Pero el corazón del joven va tomando actitudes en base a cómo lo externo le afecta y se proyecta en su desarrollo personal y su madurez, al fin y al cabo.

No hablo de formas, que nadie se confunda, sino de fondo.

¿Qué valores buscan los jóvenes en sus futuras parejas? A mí me gustaría recordar que los príncipes azules y las princesas rosas no existen, que el enamoramiento nos deja ver sólo el lado “guay” del otro, pero que el verdadero “amor cubre multitud de faltas” (1); sí, faltas o defectos, esos que a veces no queremos ver en el otro. Somos personas defectuosas con un gran potencial de mejorar, pero no queramos tapar la realidad que tenemos enfrente. Más bien, hay que entender que en una relación habrá que convivir con los defectos y las manías del otro, que por cierto cada vez serán más y más molestas, porque las veremos con mayor claridad.

La Biblia nos habla del amor de Dios, un amor que aquí en la tierra es difícil comprender; porque ni el amor más maravilloso de un hombre hacia una mujer o viceversa, le llega a la suela del zapato del amor incondicional que podemos recibir de lo alto.

Hace poco escuché una entrevista con el conocido cantautor y pastor evangélico, Marcos Vidal, en la que recomendaba a los jóvenes fijarse en la esencia de la persona con la que quieren iniciar una relación, y no tanto en su aspecto, y me pareció muy acertado. Animo a los jóvenes, con pareja o sin ella, a iniciar relaciones de amistad auténticas y duraderas que les lleven a encontrar ese compañero de vida con quien llorar, reír, luchar, sufrir, madurar y envejecer, ¿por qué no? Es difícil encontrar hoy esta idea en nuestra sociedad, la de iniciar una relación que dure para siempre y luchar por ella.

No es un camino fácil el de las relaciones de pareja, tener que manejar los sentimientos propios y del otro o ejercitar la comprensión mutua, pero es posible con empeño y dedicación (añadamos el ingrediente indiscutible de la presencia de Jesús).

La vida no es un cuento de príncipes y princesas, pero cada hombre y cada mujer tiene un gran valor para Dios, sólo por el hecho de existir y respirar, así que debemos tratarnos “unos a otras y otras a unos” del mismo modo en que hemos sido concebidos, con respeto, dignidad, comprensión y amor; en definitiva, como reyes y reinas, e intentar ser felices para siempre jamás.

Tengo razones para contarlo.

Beni Moreno

(1) 1ª Pedro 4:8

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

SEMANA SANTA POSTMODERNA

A punto de entrar en la Semana Santa de 2016, me pregunto cómo viven los cristianos “no tradicionales” su particular devoción a Cristo en medio del bombardeo religioso del que, de norte a sur y de este a oeste, nuestra querida península ibérica presume.

Es inevitable seguir los actos religiosos propios de estas fechas, cuando hasta los informativos de televisión les dedican un espacio notorio, aunque no sea noticioso. En su mayoría, son procesiones de lo más variopintas las que sacan al Cristo del madero, aquel al que Serrat no le quiso cantar.

La mayoría de las personas que participan de estas tradiciones cristianas no practican el resto del año su religiosidad; por lo tanto, podríamos deducir que se trata más bien de una participación socio-cultural, más que de un fervor religioso sincero. Sin embargo, no está de más decir que el fervor religioso en España está muy arraigado a esta tradición cultural. No olvidemos que la mayoría de las fiestas de nuestro calendario laboral son religiosas.

Así las cosas, pienso en todos aquellos que hemos bajado a Jesús del madero e intentamos pasear con él por las plazas y los mercados, llevarle al trabajo, darle un lugar en nuestro hogar, además de dejarle andar por el mar; es decir, reconocer sus milagros, acercarnos a él de forma personal, íntima y sincera.

La verdad es que yo tampoco quiero cantarle a ese Jesús del madero, sino más bien al que bajó de él para darme vida.

La última Semana Santa que puedo recordar es hace un año, en una pequeña aldea del norte de España, junto a amigos de diferentes denominaciones cristianas (de lo más variopinto el grupo, os lo aseguro), disfrutando de la creación pura y dura, adorando juntos un Domingo de Resurrección, sin importar la raza ni el color de la piel, ni el sexo, ni la edad; sin intermediarios, directamente con Dios, a través de Su Hijo Jesucristo que nos mostró el camino; con un fervor espiritual auténtico, único.

No juzgo lo que hacen otros, sólo quiero arrojar un poco de luz (al que quiera verla) en estos tiempos en que la adoración al Cristo resucitado, después de dar la vida por nosotros, no es ni más ni menos la misma que aquellos pastores experimentaron cuando se les anunció que el Salvador había llegado al mundo, la misma que tú y yo podemos expresar en estos días en que la tradición cristiana nos ha alejado del origen y la esencia de la Semana Santa.

Tengo más de una razón para contarlo.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

SENTADA EN EL SOFÁ DE ANTONIO MUÑOZ MOLINA

Un día cualquiera del invierno más cercano me adentré en la librería de mi barrio con la intención de adquirir material didáctico para alguno de mis hijos, pero como quiera que Pablo, el librero, tiene la osadía de ofrecer a su clientela una exposición de las más recientes publicaciones de forma astuta y desvergonzada, caí en la tentación de un título que me atrajo enseguida, también su autor.

Como la sombra que se va es el título de la última publicación de Antonio Muñoz Molina. Mi simpatía por él como autor fue in crescendo desde que leí su artículo en El País sobre la Biblia del Oso, y las posteriores publicaciones en diarios protestantes en relación al mismo, así que no dudé ni un momento en sostenerlo entre mis manos y averiguar en la contraportada su contenido. Más me enganchó aquel suculento legajo de hojas cuando leo que trata de los diez días que pasó en Lisboa el asesino de Martin Luther King antes de ser detenido. Entonces mi curiosidad va más allá y repaso el título: Como la sombra que se va……… ¡Qué poético, qué familiar me resulta! Sigo curioseando, abro el libro y tras pasar las primeras hojas con título y demás, encuentro la clave de mi inquietud. Ahí está la frase completa:

“Mis días son como la sombra que se va y mi vida como la hierba que se seca”

Salmo 102,11 la Biblia

Decidido. Lo compro y me lo llevo, junto al material didáctico para mi hijo que soy incapaz de recordar cuál era. Es mi primera novela de Muñoz Molina. La empiezo con ilusión, aunque mis inviernos de lectura placentera son más bien secos, por la falta de tiempo y esas cosas……. Así que, me lo tomo con calma. Me sorprende encontrar una narrativa descriptiva hasta el hartazgo, de esas que te enganchan o abandonas. Pero al mismo tiempo descubro una historia paralela, autobiográfica, la suya……. totalmente ajena a la del asesino del pastor protestante que luchó por la dignidad y los derechos de los negros hasta el día de su muerte. Lisboa es el punto de encuentro. No puedo dejar de saborear la pulcritud de su escritura, la riqueza con la que hace uso del lenguaje y cómo invita a adentrarse en él. Muñoz Molina tiene una fascinante capacidad para hacerte pasear por los mismos lugares que describe, visualizarlos, así como al personaje. Pero también se desnuda en esta novela; no tiene reparos en mostrarse a sí mismo, contar sus aventuras y desventuras, sus sentimientos más escondidos, sus luchas. Toda una confesión. Voy lenta, pero avanzo en la lectura. El invierno da lugar a la primavera y no salgo de mi asombro al comprobar cómo diez días pueden dar tanto de sí, en Lisboa, con un solo hombre, sin más acción que la de su tormento. Una reflexión sobre el paso del tiempo, aquello que nos ata y lo que nos libera, las irremediables secuelas o consecuencias de la vida.

Julio de 2015. Se me informa de que vamos a entrevistar a Antonio Muñoz Molina para el programa que este año ‘Buenas Noticias TV’ dedica a un protestante ilustre, con motivo del Día de la Reforma en octubre. Me apunto al acontecimiento y allá voy yo con mi libro bajo el brazo, aún sin terminar, para que Muñoz Molina me lo firme, si tiene a bien. Y confieso que no he sido chica de autógrafos, ni en mis tiempos de ídolos juveniles. Pero me hacía ilusión……

Conocer en persona al autor ha sido una exquisitez. Desde jovencita soñé con sentarme junto a autores que llenaron mis veranos de ocio, como Gabriel García Márquez, Cervantes o Delibes. Creo que este encuentro ha suplido otras ausencias ¡Qué el propio autor te desvele algunas pinceladas de lo que está por venir (no pasa por alto que hay un marcador señalando una cuarta parte del libro por leer), sentarte en el sofá del salón de su casa y beber sus palabras….todo un regalo! He conocido al autor, pero también a la persona, que con sencillez acoge en su casa a un equipo de televisión española y conversa con él; al apasionado de la lengua, que se indigna ante el agravio literario producido al castellano, persiguiendo y relegando a la clandestinidad una obra de traducción y revisión como la Biblia Reina-Valera. “Es como si El Quijote hubiese sido perseguido y no se hubiese podido leer ni difundir…. no tendríamos el legado literario que la lengua castellana tiene hoy día”, nos dice con gran convicción; al hijo de un campesino, que comparte el amor por su pueblo, sus gentes y costumbres con un paisano como lo es José Pablo Sánchez (director de ‘Buenas Noticias TV’), ambos nacidos en Úbeda con un año apenas de diferencia; al rebelde social, que denuncia los abusos de la intolerancia religiosa en nuestro país y los agravios producidos a la historia; al erudito, conocedor de ilustres protestantes olvidados ausentes en los libros de texto, pero que a él no se le pasan por alto.

¿Qué más puedo decir, señor Muñoz Molina? Que muchas gracias y que Dios lo guarde a usted por muchos años.

A punto de terminar el libro, tengo muchas razones para contarlo.

 

Beni Moreno

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

VICTORIA EN LA DERROTA

Me siento frente al ordenador, abro una hoja en blanco y me dispongo a hacer una reflexión sobre el caso “Casillas”.

Nunca me gustó el fútbol, pero aquella final del Mundial de 2010 y la incursión en el juego nacional de mi hijo que tendría lugar en unos meses, me hizo ver aquel terrible deporte como algo más amable. Era el poder de la victoria, una victoria que además tuvo sabor a beso. Creo que desde entonces el fútbol tiene más seguidoras.

Así que he seguido a Iker Casillas lo justo, el telediario y los obligatorios programas de resumen de deportes, que veo junto a mi hijo, el futbolista. El caso es que este chico no ha dado mucho que hablar, así que tampoco había necesidad de seguirle. Pero claro, después del beso a Sara Carbonero ante todo el mundo mundial, pues como que pica el gusanillo por saber más del niño de Móstoles….poca cosa, noviazgo, mudanza, un hijo. En fin, las cosas normales de la vida, pero con el bolsillo muy lleno.

A algunos el dinero, la popularidad, una chica 10 y los fans les han alimentado el ego de tal manera que lo tienen muy entronizado, y eso se nota. No voy a dar nombres porque no hace falta. Otros, sin embargo, en lugar de engrandecer su ego, han engrandecido su interior. Han aprendido a separar su vida personal de la popular, hablan lo justo y necesario; cuando lo hacen es con discreción, y si hablan de otras personas es en positivo porque lo negativo lo solucionan cara a cara. Son ejemplares en extinción porque la popularidad no les ha hecho perder la humildad, la naturalidad, el sentido común y la personalidad. Cometen errores, como todos, claro está. Y tal vez sean estos errores los que no se les perdonan.

No sé si es el caso de Casillas, pero hurgando de hemeroteca he tropezado con un padre que no se habla con su hijo, con una denuncia al club de su vida, con un presidente prepotente y un entrenador engreído, cosas que Casillas ha llevado con mucha dignidad.

La imagen de Iker ante la prensa para pronunciar su despedida, sólo, como compañeros dos folios ante sus ojos y un vaso de agua para calmar la angustia del momento, no es la imagen de la derrota, créanme, es la imagen de la victoria……… victoria frente a la soberbia, frente al poder, frente a la avaricia, el juicio desmesurado, la falta de perdón, frente al el dolor de las relaciones rotas. Y victoria frente a aquellos que exigen, exigen y exigen más de lo que ni tan siquiera ellos podrían soportar. Porque la mayor victoria es la que se gana sobre uno mismo.

La Biblia enseña que lo que está oculto a los ojos de los hombres es visible a los ojos de Dios, todo lo que esconde nuestro interior tras el escudo de las apariencias un día será mostrado sin tapujos ante aquel que nos ha creado. Por eso, mejor vivir derrotas que nos lleven a la victoria.

No me faltan razones…….

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿NO TE HE DICHO QUE SI….?

Aquellos que ejercemos de padre o madre, y a veces de ambas a la vez, sabemos muy bien lo que les conviene a nuestros hijos, si no en todos, al menos en algunos, qué digo yo…. en bastantes momentos.

Una de las inquietudes de los padres es la de advertir o prevenir, algo que se nos da muy bien, mucho mejor diría yo que la de predicar con el ejemplo. Y, por supuesto, el padre o madre que previene también está presto a reprender cuando el hijo o hija ha hecho caso omiso de la advertencia de su progenitor.

¡Cuántas veces no habremos usado la expresión “¿No te había dicho que………..?

Los días 1 y 2 de mayo, hemos oído, hemos visto y leído, digo que el pasado fin de semana Barcelona se llenó de esperanza; al menos eso nos cuentan a los que no pudimos verlo con nuestros propios ojos.

¡Lo nunca esperado! “Ha superado todas las expectativas…..”, rezan algunos titulares de nuestros diarios digitales evangélicos.

Dudamos de que el Palau Sant Jordi se llegara a llenar, dudamos de que los españoles (tan reacios a los actos de “cultura norteamericana”) acudieran por miles, dudamos de que los allí presentes respondieran al llamamiento de Franklin Graham. Y me pregunto, y reflexiono mientras escribo estas palabras….. ¿por qué, por qué dudamos…… por qué no creímos que el mensaje del Evangelio es poderoso para transformar, por qué no dimos crédito a que la Palabra de Dios es más cortante que una espada de doble filo………… POR QUÉ?

¿Por qué nos emocionamos ante el número 1711, cuando son millones los que podrían disfrutar del amor del Padre, de la gracia del Hijo y de la comunión del Espíritu Santo?

Y entonces es cuando me acuerdo de las palabras de Jesús a Marta ante la tumba de su hermano Lázaro, cuando ella apunta que mejor no abrirla porque huele mal:

“¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?”

Siempre hay razones para contarlo.

Beni Moreno

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

PREDICADORES SIN PÚLPITO

Acostumbro a escuchar la radio siempre que puedo, es casi un vicio…..¡qué le vamos a hacer! Pero el momento que más se presta sin lugar a dudas es en el coche. Hay algunos programas y emisoras que se han convertido ya en mis más fieles copilotos y me acompañan al colegio a llevar a los niños, al trabajo, de regreso a casa, a la compra………

Así que, hace unos días, regresando del trabajo se subió conmigo al coche Juan Cruz con La Rúbrica de La Ser. Nos vamos haciendo amigos porque confieso que al principio, su voz aguda me chirriaba, pero será por su tono amable o sus contenidos afables, que su corta interrupción en el bombardeo de noticias me gusta cada vez más. Creo que es como la tónica.

Pero ese día……¡ay ese día, cómo lo saboreé!!

Cuenta Juan Cruz su experiencia hablando con un taxista de nombre Alejandro, y ya de inmediato capta mi atención cuando dice que el taxista le cuenta que lleva diez años leyendo la Biblia. Le pareció a mi copiloto tan interesante el tema que siguió indagando y preguntando a Alejandro por qué la leía y qué le aportaba…….. y encima tuvo el coraje de ofrecernos su rúbrica impactado por las respuestas que recibió, pues…. “Me aporta todo lo que sé”, “El libro que más me gusta es Eclesiastés”, le dice Alejandro, y homologa al taxista con Onetti quien también se dejó empapar por El Predicador.

¡Cómo disfruté de aquella firma, que provocó en mí la reflexión obligada!

Estos son los predicadores que necesita el mundo, pensé, predicadores detrás del mostrador de la carnicería, predicadores de paleta y llana en mano, predicadores en la cocina, predicadores en el taxi…… los prefiero a los tele-predicadores (aunque parezca una contradicción, no lo es). Prefiero predicadores sin púlpito porque predican con su vida, porque no cobran a cambio de predicar, porque les nace del corazón, de un corazón transformado y renacido por Jesús de Nazaret, porque se me erizan los pelillos cuando compruebo que viven con él y no de él…..

Y porque dejan un buen sabor de boca, como el que le dejó al autor de La Rúbrica mi hermano taxista Alejandro, que provocó un espacio radiofónico para que todo el país pudiera escuchar de esa llamativa voz que concluía con un asombrado “¡Nunca había hablado yo de Dios tanto en un taxi!”

¡Cómo no iba a contarlo…. tengo razones!

Beni Moreno

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

A PROPÓSITO DE GREY….

¿Qué pasaría si se publicara una novela en la que un hombre con un perfil bastante corriente adoptara la misma conducta sexual que la de Grey?

Podría ser un funcionario (con todos mis respetos), o un dependiente, o un cartero; vamos, que su sueldo a fin de mes daría para pocos excesos.

Su forma de vestir no llamaría la atención, porque su vestuario sería de lo más normal, comprado en un gran almacén en el que puedes encontrar de todo, desde lechuga hasta una maquinilla de afeitar.

Sería religioso y si me apuras tendría alguna responsabilidad en su congregación religiosa y, por supuesto, estaría muy bien visto y reconocido.

Tendría familia estable, hijos ya en edad escolar y mujer acostumbrada a la rutina.

Parecería un perfil bastante aburrido. Pero ahora vendría lo interesante…..

Este hombre tiene una amante y practica con ella sexo un tanto salvaje, incluso violento, rozando el maltrato…. pero tranquilos todos, porque es sexo consentido (que no con sentido).

Claro que esta relación no saldría a la luz, porque al fin y al cabo sólo es una amante oculta en una vida bien ordenada, así que no pondríamos el grito en el cielo.

Así que, busquemos otro ejemplo.

¿Qué pasaría si se publicara una novela en la que un hombre, da igual cuál sea su perfil (imaginemos que es clavadito al de Grey), adoptara la misma conducta sexual que la de Grey, supuestamente consentida por su pareja…..?

¿Y si llega el momento en que ella quiere dejar ese tipo de “juego sexual” y él no lo acepta?

¿Qué pasaría si ella entonces le denuncia por malos tratos?

Y llega el juicio…… Y el juez le dice que de qué se queja, si tiene un hombre la mar de  excitante, que le hace la vida muy interesante, que cualquier mujer desearía lo que ella tiene, y que además de un paseo en helicóptero, él la lleva al séptimo cielo en la cama……..? Así que, la denunciante, con cara de póker decide seguirle el juego a la vida.

Y termina la novela, aunque no sé si daría para una trilogía, porque claro la mujer se ha dado cuenta de que ha estado sometida, y que su autoestima está por los suelos, y que no es dueña de su vida…….

Y entonces se lleva la novela al cine. Y actores muy famosos la protagonizan.

Lo que pasaría es que la presión mediática sería de tal calibre, que los grupos de mujeres feministas estarían en la puerta del cine el día del estreno con pancartas denunciando la película de machista……. Pasaría que el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género se echaría las manos a la cabeza….. Pasaría que las Concejalías y Departamentos de la Mujer de cualquier institución mostrarían su indignación…. Pasaría que la película no recaudaría ni la mitad de lo que ha recaudado, ni seguiría a día de hoy en el número uno de la cartelera.

Y entonces me voy a la wikipedia, lugar que los más puristas desaconsejan, y leo que la dependencia emocional es un estado psicológico que se manifiesta en las relaciones de pareja, familia o amistad y se caracterizan por ser inestables, destructivas y marcadas por un fuerte desequilibrio, donde el dependiente se somete, idealiza y magnifica al otro. Para el dependiente esta situación afecta de forma negativa a su autoestima, y a su salud física y/o mental. Pese al malestar y al sufrimiento que la relación les cause se sienten incapaces de dejarla, siendo los intentos nulos o fútiles.

¡Vamos, que sólo era por arrojar un poco de luz a las 50 sombras de Grey!

…… Y porque tengo razones para contarlo

Beni Moreno

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios